Viaje Malta, isla sin sentido para despertar sentidos

Lo de los sentidos lo entenderéis nada mas llegar al aeropuerto, y coger el coche de alquiler.
Conducen por el otro. como los ingleses. Y claro, hay que superar el miedo a no encontrar las marchas, a llegar a la primera rotonda y tomar la primera salida, como lo suelen decir nuestros GPS. Y claro, hay que llegar con el suyo, porque como no consigan poner el del coche en español, entre el GPS que habla ingles, la carretera que habla ingles y los demás que conducen ingles, ya la hemos liado..
Llegamos con Ryanair, con esos aviones cuyos sillones nos quieren explicar que nuestros abuelos solían sentarse en el suelo y que deberiamos recordar su sufrimiento y dejar de quejarnos.
Conseguimos no comprar ningún calendario de azafatas que vendian por una buena causa. Eso si, consiguieron sacarnos unas lágrimas con los billetes de lotería que nos llenaron de esperanza de ganar ese cochazo y llenaron los monederos de las azafatas de nuestras monedas de uno y dos Euros.
Para los que van a Benidorm para disfrutar de las ganas de celebración de los ingleses, no se sentirán perdidos. La leyenda dice que Benidorm es cerveza (con malta) y Malta vino.
Pero Malta no solo es esa parte. Hay la otra, llena de calas, de museos, de templos, y de culturas…

Compartir
Share on RedditPin on PinterestDigg thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr

Déje su comentario